Archivo de la categoría: Videojuegos

Square-Enix: una fantasía

Publicado por Alexander Bukarov.

Nuestro hombre descansa sobre la barra. Se afana en remover el Martini con vigor suficiente para generar un pequeño tifón de hielos y aceituna.  Las azafatas esquivan invitados con la habilidad de un esquiador, llevando bandejas colmadas de viandas de aquí para allá. La comida está convenientemente presentada en monodósis. Algún listillo de manos anchas como pistas de aterrizaje coge dos, incluso tres y los deja descansar sobre la palma. Una joven de sonrisa edulcorada ofrece a nuestro hombre una copa de champán. La rechaza con su mejor japonés.

Algo va mal. Una bola de gas asciende desde la caverna del estómago. El sudor aflora en las sienes y empapa el cuello de la camisa. Se afloja la corbata. Malditos canapés. Maldito cóctel de gambas. Condenada convención.

Las luces del recinto reducen su intensidad y la cháchara informal se va transformando en murmullo expectante. Un ujier ajusta el micrófono varios centímetros más abajo y ruega silencio. Por fin va a comenzar.  Un hombrecillo inofensivo camina sin gracia sobre el estrado y saluda a la multitud. Resuenan aplausos, amortiguados por que algún imbécil acaba de aplastar varios canapés en el intento. La enorme pantalla situada a la espalda del hombrecillo se ilumina. El destello arranca exclamaciones que solo se consiguen al exhalar el aire de los pulmones con determinación y abrir mucho la boca en forma de o y a.

Incluso nuestro hombre está sorprendido. Los rumores eran ciertos: Square-Enix es una realidad. Las punzadas en el costado regresan acompañadas de una leve migraña. Necesita un poco de aire. Nuestro hombre trastabilla, la mirada se torna borrosa, le cuesta respirar. Derrama el Martini. Busca una servilleta en la mesa más cercana y al girarse se encuentra en un pasillo azulejado.

-¿Pero qué demonios?-

El gentío ha desaparecido. Hay un silencio absoluto. Dubitativo camina unos pasos hacia una esfera de luz acuosa que destaca contra la pared. Aparece un cuadro de texto.

-¿Quiere guardar partida?

Nuestro hombre trata de volverse pero no puede. La esfera sigue repitiendo la pregunta en un bucle. ¿Quiere guardar partida? ¿Quiere guardar partida? ¿Quiero guardar partida? Sí. Supongo. El cuadro de texto se cierra y el campo invisible se desvanece.

Continúa hacía su izquierda dejando la esfera atrás. De repente una criatura distantemente canina le sale al paso. Es un ser imponente. Las fauces aceradas levantan chispas al cerrarse. Emite un rugido aterrador que se encañona en el corredor.

Nuestro hombre se contrae temiendo lo peor pero inexplicablemente la criatura permanece quieta, resoplando vapor ardiente por los orificios del hocico. Estoy perplejo. Quiero avanzar pero la criatura no me lo permite. Parece un ser agresivo pero por algún motivo no arranca a atacar. ¿Qué hago?

Casi con aprensión nuestro hombre le lanza un bolígrafo certeramente entre los ojos anaranjados. La criatura se desvanece con un ¡plaff! Suenan fanfarrias y nuestro hombre se siente de repente más experimentado. Unas monedas se materializan en el bolsillo, llueven tónicos reparadores.

Nuestro hombre no comprende nada. Corre hacia la distante luz que se intuye al fondo del pasillo. Corre sin pausa durante varios minutos y la luz parece seguir tan lejana como al principio. Otra esfera luminosa aparece frente a él. ¿Quiere guardar partida? Bueno…nunca se es suficientemente precavido. Sí.

Continúa su camino y más criaturas le acosan. Va despachándolas   una a una con elegantes estocadas de tinta. Otra esfera. ¿Quiere guardar partida? Sí. Demonios.

Criaturas y criaturas. Los bolsillos del pantalón parecen mofletes de ardilla, a punto de reventar por el peso del dinero. Tiene que correr sujetándose los pantalones. Cae otro tónico del cielo. Maldita sea. Me encuentro perfectamente. No quiero beber más.

Por fin llega al final del pasillo. Un muro humeante le impide ver más allá. Temeroso da un paso y cruza el umbral. ¿Quiere guardar partida?

La oscuridad invade la sala. A nuestro hombre le cuesta unos instantes acostumbrarse a la penumbra pero  aun padeciendo ceguera temporal reconoce el lugar. Huele deliciosamente a palomitas. Una voz cavernosa emerge de los altavoces.

-Simba. Algún día, todo esto será tuyo.-

-¿Todo?-

-Sí. Todo –

-¿También eso de allí?

Simba señala una mancha gris en la sabana.

-Si Simba-  Es un lugar oscuro. El cementerio del fandom. Pero algún día, comprarás Marvel y te aliarás con Square- Enix y entonces Simba, también será tuyo y se llamará el Reino de los Corazones.

¡Noooooo! Nuestro hombre se revuelve en la butaca. Se agita espasmódicamente en medio de tremendas convulsiones. Borbotones de espuma  salpican desde las comisuras. ¡Qué alguien llame a un médico!

Nuestro  hombre reconoce el anodino estampado de la moqueta. Está de nuevo en el hotel. El salón de actos parece la calle principal de un pueblecito del far west. Sólo queda por allí un empleado de la limpieza bailando solitariamente con su escoba.

Quizás aquel tipo sepa que ha pasado.

-¿Disculpe? Yo…vengo, quiero decir, estaba buscando la convención de Squaresoft.

-¿Square-Enix?

Demonios. Era cierto.

-Si bueno lo que sea.

-Lo siento amigo. Ya terminó.

Nuestro hombre se lamenta. Al final voy a regresar a casa sin ninguna primicia. Ya puedo ir despidiéndome del trabajo. Tendré que desempolvar la cámara. En realidad los bautizos no se pagan tan mal.  Esquiva unas cuantas sillas y se dirige hacia la salida. Necesita una buena ducha. Está a punto de salir cuando se gira hacia el empleado del  hotel.

-Oiga. No habrá escuchado por casualidad alguna noticia sobre los próximos lanzamientos de Square…

-…Enix-

-Sí.

-Claro. ¡Por fin han hecho caso a los fans! – Se le ilumina el rostro con auténtica emoción.-

-No me diga que están preparando ¡Un  remake de FFVII!

-No, estúpido. Han anunciado Final Fantasy X-2.

Bueno. No estaba tan mal. Al fin y al cabo la primera entrega había sido una maravilla.

 -¿A que siempre ha deseado un sistema de combate basado en los vestidos de las protagonistas?-

-¿Cómo dice?-

El empleado se giró canturreando una estridente melodía J-Pop. Nuestro hombre decidió que no necesitaba aquella ducha tanto como pensaba. Volvió a la barra. Saltó derribando unas cuantas copas y alcanzó una botella de whiskey obscenamente caro de la estantería.

Entrando en la Next Gen: PlayStation 4

No se comieron mucho la cabeza con el nombre

El pasado 22 de febrero, tuvo lugar la presentación de la nueva PlayStation 4. Bueno, presentación, presentación… dejémoslo en que fue una conferencia donde hablaron de ella de forma bastante general. Con esta conferencia daba comienzo la “next Gen” propiamente dicha, porque siendo sinceros el cacharro que sacó el año pasado al mercado Nintendo no se puede considerar de nueva generación, y en cuanto PS4 y Xbox720/Durango/Comocoñosellame estén en el mercado volverá a pasar lo mismo que en esta generación, todos los proyectos third party, o por lo menos la gran mayoría, serán multiplataforma para ellas dos y para PC, y Nintendo volverá a quedar relegada a sus proyectos propios (que no son moco de pavo, ojo). Pero dejemos tranquila por hoy a WiiU (“precioso” nombre), que ya tendrá su ración de cítrica destructiva, y continuemos hablando de esa “gran” presentación que hizo Sony.

Después de semanas y semanas de rumores, expectación y hype, por fin llegó el día en donde Sony daba un paso adelante (“magnifica” serie por cierto) y mostraba sus cartas. En dos horas de sosa conferencia, los jefazos de la compañía decidieron hacer algo bastante novedoso, presentar una videoconsola… ¡¡sin videoconsola!! Eso es, a sus brillantes mentes no se le ocurrieron más que no mostrar la consola, ni tan siquiera en imágenes, nada de nada, ni una triste carcasa. Vale que dirán que se lo reservan para el E3, pero coño, si estás dando la tabarra semanas antes, con vídeos promocionales chupiguays, poniendo anuncios por todos lados y luego llega el gran día y lo más importante no lo haces… Una genialidad sin duda.

Lo que si mostraron al comienzo de la conferencia fue el nuevo mando. Y aquí un servidor sí que les tiene que aplaudir,  aunque con reparos porque hasta que no se vea de forma real no se sabrá si habrá gato encerrado. Y es que después de tres generaciones con el mismo mando, por fin han decidido una nueva evolución. Y lo bueno, y de ahí  viene mi aplauso, es que no han hecho una revolución, nada de cambiar el mando con chorricosas innecesarias, que te haga unas croquetas según estas jugando al nuevo Uncharted… sino que han cogido la base del dualshock de toda la vida, han modificado varios aspectos que eran prioritarios (parece que por fin han mejorado tantos los gatillos como los joysticks) y además le han incluido esa pantalla táctil de la que aún no se sabe muy bien para que servirá, pero que parece claro que no condicionará la jugabilidad y será un mero añadido. Repito que no es la panacea, que todavía hay que verlo en condiciones, que nos expliquen todas sus características y sobretodo probarlo, pero personalmente me gusta lo que han hecho, evolucionar algo que tenían desde hace muchos años casi igual, pero sin llegar a sacar algo demasiado rocambolesco.

El nuevo mando con la pantalla/panel en medio

En cuanto a los juegos, que es lo que nos interesa, Sony presentó una mezcla de juegos de estudios propios con otros de compañías externas. En cuanto a los propios la verdad que poca cosa se vio. Si me dicen que corrían en una PS3 a tope me lo creo. Del Knack no hablaré mucho porque la verdad que parece un juego ya no de PS3 sino incluso de PS2, y quizás sea divertidísimo, pero que tu primer juego presentado de una nueva consola sea “eso”… Los otros tres juegos presentados por estudios internos de Sony fueron un nuevo Killzone, un nuevo InFamous, vamos originalidad 100%, y Drive Club de Evolution (creadores de Motorstorm). Y como he comentado antes, ninguno de los tres sorprendió en absoluto. Seguramente los frikazos de los graficos, las resoluciones, los fotogramas por segundo, dirán que eran la hostia, que eso una PS3 no lo puede hace en sueños, y seguramente será cierto, pero que le vamos a hacer, a mí me dejo con una sensación de ni fu ni fa. Otra cosa es si hubiesen tirado por juegos nuevos y nada de secuelas, ahí ya hubiesen tenido un punto a su favor . Además también hay que reconocer que tanto Killzone como InFamous no son sagas de primera clase (para alguno Killzone puede que sí, a mí me parece un buen FPS, pero tampoco nada grandioso) y que faltaron a la presentación los creadores de Uncharted (centrados ahora en The Last of Us), Gran Turismo o Santa Monica con sus God of War (recientemente sacado el Ascension). Además estuvieron presentes en la conferencia estudios como Quantic Dream (Heavy Rain, Beyond) y Media Molecule (Little Big Planet), pero no presentaron ningún juego.

Escena del nuevo Killzone, con más luz de lo normal

Y entre los juegos presentados por los estudios externos, vimos cosas ya conocidas como Watch Dogs (que tiene muy buena pinta), Destiny (sorprendente ver a los padres de Halo enseñando su nueva creación en una conferencia de Sony), el mismo tráiler de Square Enix que ya habían mostrado (vaya cojonazos que tienen los de Square, madre mía, y el Versus ahí perdido en el olvido). Y lo mejor, y el único juego que me dejo con la boca abierta, fue lo nuevo de Capcom, Deep Down. De hecho viendo los precedentes, muchos dudan, y yo entre ellos, que lo que se vio fuera hecho con la consola, ya que parecía más una CGI, pero hasta que no sepamos más habrá que confiar en los chicos de Capcom. Como nota “florida”, el tipo de Capcom que presentó el juego era todo un elemento.

Imagen del impactante Deep Down, ¿CGI?

Y poco más de la conferencia. Con la expectación levantada días antes, fue bastante decepcionante, sobretodo porque seguimos sin ver la consola, pero visto en frío no estuvo mal del todo, vimos el nuevo mando, nos aburrieron con datos y más datos de lo que puede hacer la consola y sobretodo vimos juegos, la mayoría bastante predecibles y nada originales, pero algo es algo. Ahora a ver que tiene en mente Microsoft para responder con su Xbox720/Durango/Comocoñosellame, se rumorea que antes del E3 tendrá también su conferencia, veremos entonces.