Superman: Red Son

¿Y si Superman fuera comunista? ¿Y si el hijo predilecto de América, el primer superhéroe, aquel que llevaría el ideal “democrático” americano a la estratosfera fuera el líder de los bolcheviques?

Algo parecido debió de preguntarse el irreverente Mark Millar (Kick Ass, Nemesis, Ultimates, Ultimate X-Men, Ultimate Fantastic Four, 1985, Wolverine Old Man Logan etc) cuando aunó fuerzas con Dave Jhonson y decidieron crear un cómic en el que el universo DC daba una “ligera” vuelta de tuerca. Esta era, como quizás podéis imaginar, situar el nacimiento de Superman, el aterrizaje de la nave de Kryptom, en un pequeño pueblo de la Rusia de la URSS. El conflicto estaba servido.

Con tan simple elección de lugar y tiempo, en plena guerra fría, que Superman se revelara haría que la carrera armamentística fuera automáticamente y sin lugar a oposición ganada por Rusia. Ello sumiría a EEUU en una gran depresión, puesto que la posterior muerte de Stalin y el acceso de Superman al liderazgo de la URSS crearía una URSS mundial (de afiliación más o menos voluntaria) con un EEUU que sin amigos que soporten su capitalismo se hunde más y más cada día.

Lo cojonudo de todo esto es que, aunque quizás no todo el mundo esté de acuerdo, el comunismo es un sistema que se sostiene en base a la utopía de que el hombre es bueno. Funcionaría si sus líderes fuesen incorruptibles y esencialmente buenas personas. Si pones a Superman al frente de todo ello, al que otrora fuera el gran Boy Scout de Metrópolis, el comunismo es conducido por alguien que no permite la corrupción, la tortura o la riqueza de sus líderes entre sus filas.

Pero Millar no es comunista. Ni tampoco capitalista. No hizo un cómic reivindicativo. Para nada. Y es que, en la URSS de Superman también hay personal corrupto que trata de escapar del siempre vigilante ojo de Superman, matando y torturando al pueblo. Uno de ellos, un comisario, sería quien matara a los padres del Batman de este nuevo universo. Creando un superhéroe que básicamente es la anarquía personificada. Que vive y lucha para evitar la predeterminación del destino que ha creado Superman, que es bueno, pero no permite la libertad de su pueblo porque considera que se perdería a sí mismo.

Otros héroes también cambian radicalmente como Wonder Woman o Green Lantern, pero si tengo que señalar a alguien como el gran triunfo de esta obra ese es sin duda, Lex Luthor. En este cómic, Luthor es el magnate americano que todos conocemos pero que es contratado durante años por la CIA para desarrollar un arma que derrote a Superman y que haga que America vuelva a estar a la cabeza de la carrera armamentística. Esas armas no son sino villanos clásicos del Hombre de Acero (Bizarro, Mentallo, Doomsday…).

En fin, Superman: Red Son (Hijo Rojo en España y que ahora está reeditado por ECC ediciones a 15,50 €) es una obra del cómic que no debe ser desperdiciada, pues tanto si te gusta Superman como si no (quien esto escribe lo odia y considera que estamos ante el héroe que menos ha evolucionado en 70 años) es una obra maestra que sin olvidar los rasgos principales del cómic actual de superhéroes (acción, conspiración mundial, nihilismo) hace un bello ejercicio de hipótesis histórica de nuestro mundo y del Universo DC que es el deleite de todo lector.

Se despido Darth_Tintus, que se marcha a intimar con el lado oscuro con un buen vino San Berbabeño.

Excelsior!!!

Superman Red Son

Superman Red Son (Photo credit: Alexander-R)

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: